¡Piratas! (2012)

Entrada original de MediPiratas El Capitán Pirata se presenta al concurso de “Pirata del Año” y no tiene nada que hacer frente a sus contrincantes, pero aún así luchará por conseguir un gran botín con el que hacerse con su ansiado premio. ¡Piratas! es una película infantil en stop-motion, divertida para los más pequeños y una buena manera de que se acerquen al gusto por la historia marítima. La mayoría de sus chistes pasarán inadvertidos a los niños – son de una mordacidad digna de Guybrush Threepwood – por lo que, desde el punto de vista de los más mayores, la película es realmente entretenida. Bastante lejana al concepto de “fidelidad histórica”, lo cual no pretende en ningún momento, pero sin duda recomendable para ver en familia o en una tarde aburrida. Por Alberto Hoces-García. Trailer original Y trailer final

The Admiral: Roaring Currents (2014)

1597, Segunda Guerra Coreano-Japonesa. Después de 6 años de guerra, Yi Sun-shin es desposeído de su cargo  por sospechas de espionaje, llevado a la capital y torturado. En julio, la flota coreana, liderada por Won Kyun, es destruida por las naves japonesas, dejando las costas de Corea a merced de los nipones. Con sus tropas de tierra campando a sus anchas por la provincia de Joseon, es cuestión de tiempo que una flota flanquee lo que queda del ejército coreano y tome la capital. Yi Sun-shin, finalmente liberado, permanece sin ningún cargo militar en el puerto de Byuk Pa, reclutando a quien se le quiera unir y haciendo lo posible por levantar una pequeña flota a partir de las 12 naves salvadas de la derrota de Chil-Chun. A unas 100 millas de distancia se encuentran las más de 300 japonesas…

El hundimiento del Lusitania

A todos los viajeros con intención de embarcarse en un viaje transatlántico. Se les recuerda que existe un estado de guerra entre Alemania y sus aliados, y Gran Bretaña y sus aliados. Que la zona de guerra incluye las aguas adyacentes a las británicas. Que de acuerdo con la advertencia formal vertida por el gobierno imperial alemán, barcos navegando con la bandera de Gran Bretaña o de cualquiera de sus aliados pueden ser destruidos en esas aguas. Y que los viajeros navegando en la zona de guerra en buques de Gran Bretaña o de sus aliados lo hacen bajo su propio riesgo. Embajada imperial alemana en Washington, 23 de abril de 1915. Con estas palabras Alemania advertía que no iba a distinguir buques civiles de militares que navegasen hacia Gran Bretaña, bajo sospecha – acertada – de que transportasen también material militar. La consecuencia que en este podcast se analiza de manera muy acertada es el hundimiento de uno de los buques transatlánticos estrella de la compañía Cunard Line: el RMS Lusitania. Con un desplazamiento de 44.000 toneladas y más de 3.000 personas a bordo, fue alcanzado por un torpedo lanzado desde un submarino U-20 alemán el 7 de mayo de 1915. Murieron 1.198 personas y provocó a corto plazo la entrada de Estados Unidos en el conflicto. Radio Nacional de España nos brinda un excelente programa que trata todas las implicaciones del hundimiento con testimonios directos, una muy buena narración y ambientación e intervenciones de historiadores y oceanógrafos. Sin más, os dejamos con el podcast (56 min.), ¡disfrutad! Por Alberto Hoces-García El Hundimiento del Lusitania, Radio Nacional de España, 2 de mayo de 2015. http://mvod.lvlt.rtve.es/resources/TE_SRDOCU/mp3/5/1/1430407808915.mp3

Ponyo en el acantilado

Esta película de Hayao Miyazaki que vio la luz en 2008, se centra en la relación de un niño de cinco años, Sousuke, con una pequeña niña-pez que aspira a ser humana, Ponyo. Se trata de una adaptación del clásico de Hans Christian Andersen, La sirenita (Die lille Havfrue), pero pasada por el filtro visual y emocional del director japonés. Aquí nos presenta la historia en el Japón contemporáneo, sin embargo bañado de magia, como suele ocurrir en sus películas. Dado que se ambienta en una población pesquera, refleja de forma sutil el enorme efecto del mar en la forma de vida de los asentamientos litorales. La agitación y emoción de los días de desembarco, la dureza de la vida del marinero y su familia, así como los peligros del mar, se nos ilustran con pinceladas de cotidianidad en un hilo argumental eminentemente fantástico.

Das Boot – El Submarino (1981)

Oscuridad, hambre, calor, tensión, frío, tedio, agobio, presión, miedo. Wolfgang Petersen consigue que te sientas en un submarino alemán de la Segunda Guerra Mundial. Desde la primera toma, en la que un verde plano lo inunda todo transmitiendo la densidad y oscuridad del mar, “Das Boot” nos traslada a bordo del U 96, un submarino tipo VII C en plena Batalla del Atlántico. Y sí, la densidad y oscuridad están presentes en las tres horas veinte minutos que dura la película, tanto dentro de la misma como en el no precisamente rápido guión. Pero eso es bueno.