Los Consulados de Mar (I)

Hoy vamos a tratar un tema que da lugar a varias entradas dentro del blog. Nos referimos a los consulados del mar, una de las instituciones más importantes de la historia del Derecho marítimo. Ahora realizaremos un pequeño acercamiento a su origen y estructura. Así como una breve reseña sobre los cónsules: su elección, toma de posesión e inmunidad. En 1283, Pedro III el Grande de Aragón se encontraba inmerso en una guerra contra el rey de Francia, derivada de la excomunión del rey aragonés por parte del Papa Martín IV y la posterior donación de la corona de Aragón a Carlos de Valois, hijo del rey de Francia -Felipe III-. Es, ante esta situación y la llamada a las armas por parte del rey, cuando una serie de nobles y milicias ciudadanas plantean al monarca un listado de exigencias a cumplir por el mismo para la intervención de los mismos en el combate. Entre estas peticiones se encontraban el mantenimiento de privilegios y un aumento de la presencia de la nobleza aragonesa en la Corte Real. Ante tan delicada situación, el rey decide ceder y concede el “privilegio general” en las Cortes de Aragón de 1283.

Los Consulados de Mar (II)

Hoy trataremos cuestiones más puramente jurídicas relativas a los consulados del mar, nos referimos al proceso, así como la jurisdicción y competencia de sus cónsules. Proceso El sistema consular necesitaba para conseguir sus objetivos, junto a los cónsules y su estatus jurídico, un procedimiento específico para resolver las controversias que a ante el mismo se planteaban. El tribunal celebraba sus sesiones en días de la semana determinados y siempre que un asunto así lo requería (en Valencia estaba permitido, ante un caso de urgencia, celebrar sesiones en Navidad, Semana Santa o de noche, en Sevilla las reuniones se realizaban los lunes, miércoles y viernes por la mañana).

Catán: Piratas y Exploradores

Entrada original de MediPiratas. Algunos ya conoceréis el famoso “Catán” original, pero para los que no hayan podido disfrutar de él, de manera resumida se trata de un juego en el que los participantes compiten por los recursos de una isla construyendo distintas estructuras. La gracia del juego es que el terreno es aleatorio y completamente diferente de una partida a otra, por lo que las negociaciones para tratar de superar a tus rivales o igualar la partida son constantes y emocionantes. Hasta ahí el original, porque “Piratas y Exploradores” es una expansión.

Los funerales vikingos – Los barcos funerarios.

“Hoy recordamos una entrada original de The Valkyrie’s Vigil, publicada el 16 de septiembre de 2014 por Laia San José Beltrán, EledeLis. En ella los barcos son protagonistas por su importante papel en los rituales funerarios vikingos” Si has caído en esta entrada sin haber leído la primera parte del Ciclo “Los Funerales Vikingos”, pincha aquí para leerla y así tener la información complementaria necesaria. Como sabemos, los barcos eran uno de los pilares en la vida de los vikingos, y no sólo de los vikingos, los escandinavos desde que se asentaron en la Península Escandinava utilizaron barcos tanto para transportar mercancías como para moverse ellos por el territorio. Un territorio que, por su orografía, no permitía transportes en otros medios en la mayoría de los casos. Pero los barcos no sólo servían para transportar cosas y personas, sino que los barcos eran un símbolo de riqueza y un indicativo de estatus y es que un barco, un barco vikingo de guerra – un långskip–, no se lo podía permitir cualquiera. Por ende, sólo se inhumaban o cremaban en barcos aquellos que tenían un poder económico muy alto y es que hay quitarse de la cabeza que todos los vikingos se enterraban en barcos porque, además de que no todos habrían podido permitírselo, hubiese supuesto un enorme desperdicio teniendo en cuenta la cantidad de horas de trabajo y de material que suponía construir uno.