En Cartagena de Indias, a 13 de marzo de 1741

Hoy queremos compartir una entrada publicada originalmente en Témpora Magazine porque simboliza uno de los pilares de HyCmar: revisar la historia marítima desde una perspectiva científica y objetiva. Queremos felicitar a Ignacio González Espinosa, su redactor, y animaros a que visitéis la entrada original. Sin más, os dejamos en cubierta el 13 de marzo de 1741. La mar estaba en calma cuando desde su navío el almirante pudo vislumbrar, recortándose contra el horizonte, el cerro de La Popa. No era la primera vez que se acercaba a esas costas. Aunque en la anterior ocasión se limitó a tirar algunos cañonazos desde lejos con la intención de tantear el terreno y ver la capacidad de respuesta de las defensas de la ciudad.

La Matrícula de Mar en el Departamento Marítimo de Cartagena durante el siglo XVIII: Una complicada aplicación

Con esta entrada queremos inaugurar una nueva forma de publicar en el blog. Hasta ahora, habíamos escrito de manera divulgativa, en relación a nuestros simposios, sobre alguna que otra noticia y las actividades de nuestros miembros. Por eso, desde hoy, cada vez que alguna de las personas que integran este proyecto publique algún artículo, le daremos difusión desde aquí y desde nuestras redes sociales.

Black Sails XXI (3×03)

Volvemos con el tercer capítulo de la tercera temporada de Black Sails que empieza con una escena, en cierto modo, costumbrista. En ella se ve cómo el intercambio de materiales facilita el transporte de riquezas, en este caso, sustituyendo monedas por perlas negras, de gran valor y poco tamaño. Se trata de una escena bastante bien conseguida, ambientada con música que nos mete de lleno en el mundo de la piratería caribeña y reflejando el machismo y racismo de la sociedad de la Edad Moderna.

Pedro I el Grande…y Rusia conquistó los mares

Rusia, el país más grande del mundo. 37 653 km de costa. Pero se puede decir que su armada nació en un pequeño lago de 9 kilómetros de largo por 6 de ancho. Un pequeño lago donde se pesca riápushka -arenque de agua dulce- y se adora a la Piedra Azul. 28 kilómetros de costa vitales para que Pedro I el Grande se lanzase a construir una armada para la gran Rusia. Se trata del lago Pleschéyevo, a 150 kilómetros al noreste de Moscú, ¿quieres saber por qué fue tan importante? Acompáñame.

Los Consulados de Mar (II)

Hoy trataremos cuestiones más puramente jurídicas relativas a los consulados del mar, nos referimos al proceso, así como la jurisdicción y competencia de sus cónsules. Proceso El sistema consular necesitaba para conseguir sus objetivos, junto a los cónsules y su estatus jurídico, un procedimiento específico para resolver las controversias que a ante el mismo se planteaban. El tribunal celebraba sus sesiones en días de la semana determinados y siempre que un asunto así lo requería (en Valencia estaba permitido, ante un caso de urgencia, celebrar sesiones en Navidad, Semana Santa o de noche, en Sevilla las reuniones se realizaban los lunes, miércoles y viernes por la mañana).

Korsar

Entrada original de Medipiratas. Salimos de nuestro Mediterráneo (recordad que es una entrada de MediPiratas) para encarar el bien conocido Caribe pirata. Entended esta pequeña auto-traición, porque sólo estamos hablando de juegos de tablero y hemos descubierto uno de cartas. Cartas piratas.

Catán: Piratas y Exploradores

Entrada original de MediPiratas. Algunos ya conoceréis el famoso “Catán” original, pero para los que no hayan podido disfrutar de él, de manera resumida se trata de un juego en el que los participantes compiten por los recursos de una isla construyendo distintas estructuras. La gracia del juego es que el terreno es aleatorio y completamente diferente de una partida a otra, por lo que las negociaciones para tratar de superar a tus rivales o igualar la partida son constantes y emocionantes. Hasta ahí el original, porque “Piratas y Exploradores” es una expansión.

Siglo XVI: clave para la guerra en el mar (I)

Entrada original de Penol a Penol Os traemos aquí una entrada original de Penol a Penol, publicada el 25 de octubre de 2015 por Francisco Cabezos. Es la primera parte, pronto os traeremos la segunda, aunque la podeis consultar ya en su blog Sería imposible pensar en la guerra naval durante la Edad Moderna sin tener en cuenta el camino que lleva a ella, a su desarrollo durante décadas. Por ello debemos contextualizar las circunstancias de un momento concreto, puesto que estas pueden cambiar desde los grandes esquemas mentales a los objetos más insignificantes a lo largo de la Historia. El ámbito de la guerra en el mar no escapa a esa realidad, siendo esta la razón por la que pretendemos abrir los estudios de guerra naval en la Edad Moderna con una breve contextualización sobre cómo esa entrada en la modernidad da pie, de cara al siglo XVI, a toda una nueva concepción de la guerra, los océanos, la tecnología naval, etc., en un momento de cambio tan importante como es el paso, en términos de protagonismo, del Mediterráneo al Atlántico. Comenzando así con esta primera parte, hemos de ver como la apertura oceánica del hombre europeo le permite cambiar la estrategia sobre el mar, generando nuevos escenarios, objetivos y medios con los que desarrollar las pugnas que marcaron tanto el siglo XVI como el resto de la Edad Moderna.

Porque pudo y porque quiso: El palacio del Marqués de Santa Cruz

Hoy reproducimos una entrada original de Investigart con su permiso y nuestra admiración. Dedicarle un espacio al palacio de El Viso del Marqués era una cuestión que no podíamos dejar pasar por más tiempo, siendo como es un importantísimo activo de nuestra historia y patrimonio naval, por lo que hemos decidido hacerlo de la mano de este espléndido blog, ya que no podríamos haberlo hecho mejor. Aquí tenéis el enlace a la entrada original, que os dejamos leer ya: Resulta insólito y excepcional encontrar un palacio de las dimensiones y características del de el Marqués de Santa Cruz. En un lugar tan remoto, como la pequeña población de El Viso del Marqués, en pleno Campo de Calatrava, al final de La Mancha, y cercano ya a Despeñaperros. Alejado pues de cualquier ciudad de renombre o con entidad política importante en el siglo XVI.