Pedro I el Grande…y Rusia conquistó los mares

Rusia, el país más grande del mundo. 37 653 km de costa. Pero se puede decir que su armada nació en un pequeño lago de 9 kilómetros de largo por 6 de ancho. Un pequeño lago donde se pesca riápushka -arenque de agua dulce- y se adora a la Piedra Azul. 28 kilómetros de costa vitales para que Pedro I el Grande se lanzase a construir una armada para la gran Rusia. Se trata del lago Pleschéyevo, a 150 kilómetros al noreste de Moscú, ¿quieres saber por qué fue tan importante? Acompáñame.

Los funerales vikingos – Los barcos funerarios.

“Hoy recordamos una entrada original de The Valkyrie’s Vigil, publicada el 16 de septiembre de 2014 por Laia San José Beltrán, EledeLis. En ella los barcos son protagonistas por su importante papel en los rituales funerarios vikingos” Si has caído en esta entrada sin haber leído la primera parte del Ciclo “Los Funerales Vikingos”, pincha aquí para leerla y así tener la información complementaria necesaria. Como sabemos, los barcos eran uno de los pilares en la vida de los vikingos, y no sólo de los vikingos, los escandinavos desde que se asentaron en la Península Escandinava utilizaron barcos tanto para transportar mercancías como para moverse ellos por el territorio. Un territorio que, por su orografía, no permitía transportes en otros medios en la mayoría de los casos. Pero los barcos no sólo servían para transportar cosas y personas, sino que los barcos eran un símbolo de riqueza y un indicativo de estatus y es que un barco, un barco vikingo de guerra – un långskip–, no se lo podía permitir cualquiera. Por ende, sólo se inhumaban o cremaban en barcos aquellos que tenían un poder económico muy alto y es que hay quitarse de la cabeza que todos los vikingos se enterraban en barcos porque, además de que no todos habrían podido permitírselo, hubiese supuesto un enorme desperdicio teniendo en cuenta la cantidad de horas de trabajo y de material que suponía construir uno.

El nacimiento de la Marina de Guerra de Rusia

Esta es la primera entrada del blog, así que vamos a empezar con un tema poco tratado por estos lares: el nacimiento de la marina de guerra rusa. Personalmente me llamaba mucho la atención por el desconocimiento del mismo y lo poco que se ha tenido en cuenta para los análisis históricos el poder naval ruso durante la Edad Moderna. Es cierto que durante la primera mitad de la misma es inexistente, pero una vez que Pedro I se puso las pilas y aquello empezó a carburar, las naves rusas serían verdaderamente relevantes en los innumerables conflictos con Suecia, estarían presentes en el Mediterráneo y se dejarían ver en rincones tan alejados como Ciudad del Cabo. Echemos un vistazo.