Cuando el mar se convierte en una tumba: la actual crisis migratoria en el Mediterráneo.

Constantemente insistimos en las posibilidades que ofrece el mar como elemento de comunicación y enlace entre culturas. Sin embargo, la situación actual del Mediterráneo nos muestra su lado más cruel, precisamente haciéndoselo pagar a quienes, de forma optimista, lo ven como un puente hacia una vida mejor. En los últimos meses se afronta una situación especialmente complicada y trágica, pues a los calificados como migrantes económicos se añade un número cada vez mayor de refugiados, al menos de lo que oficialmente se reconoce como tales.