El mar a través de los oídos. Flogging Molly.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

¡Muy buenas a todos! Como cada viernes, me toca realizar una pequeña aportación a la sección musical de HyCmar. En la anterior entrada (estrenamos sección musical, añadir con enlace) os expliqué que la idea que subyace de todo esto es darle un enfoque diferente a nuestro mutuo interés por el mar, acercándonos al mismo mediante la música, independientemente de su época y estilo.

Ya que comenzamos esta sección con un poco de celtic-punk, vamos a seguir con dicho estilo. Para esta ocasión vengo a hablaros de Flogging Molly. Provenientes de Los Angeles, California, comenzaron su andadura en 1997 a base de pintas en el local Molly Malone’s y de tocar cada lunes en el mismo, lograron hacerse un pequeño hueco en la siempre ebulliciente escena musical angelina.

Su primer disco consistió en un directo grabado dentro del propio Molle Malone’s al que llamaron “Alive behind the green door”. La energía que transmitían en cada concierto unido al hecho de que su primer disco fuese un directo, llevó al sello SideOne Dummy Records a ofrecerles un contrato discográfico.

 

Flogging-Molly-Logo-flogging-molly-19428470-1617-1617

Nacidos de inmigrantes irlandeses y con la intención de hacer referencia a sus raíces, era de esperar que a su punk-rock se le unieran diversos instrumentos típicos del folk como pueden ser las mandolinas, banjos, acordeones y violines. Esta curiosa unión hace de Flogging Molly uno de los principales grupos del género, lo cual les ha llevado a girar a lo largo del mundo en numerosas ocasiones.

Del mismo modo la temática marina y las melodías portuarias resuenan muy a menudo en sus composiciones y por ello los considero como un claro ejemplo de nexo entre los océanos y la música. Os dejo aquí una de sus canciones que más se acerca a esta idea. ¡Espero que os guste y feliz fin de semana!

Flogging Molly – Tobacco island

Letra (pincha aquí para verla)

Página oficial y página en facebook

 

Por Eduardo Pérez Callaved

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *