El nacimiento de la Marina de Guerra de Rusia

Esta es la primera entrada del blog, así que vamos a empezar con un tema poco tratado por estos lares: el nacimiento de la marina de guerra rusa. Personalmente me llamaba mucho la atención por el desconocimiento del mismo y lo poco que se ha tenido en cuenta para los análisis históricos el poder naval ruso durante la Edad Moderna. Es cierto que durante la primera mitad de la misma es inexistente, pero una vez que Pedro I se puso las pilas y aquello empezó a carburar, las naves rusas serían verdaderamente relevantes en los innumerables conflictos con Suecia, estarían presentes en el Mediterráneo y se dejarían ver en rincones tan alejados como Ciudad del Cabo. Echemos un vistazo.

navoruso1700

La característica principal por la que hay que comenzar cualquier acercamiento a la Marina de Guerra Rusa en la Edad Moderna es la inexistencia de un embrión medieval. A diferencia de otras marinas como la española o la francesa, la marina rusa no tuvo una tradición medieval sobre la cual formarse. El motivo de esto es que el principado de Moscú fue hasta prácticamente el siglo XVI eminentemente terrestre, puesto que su primera expansión a lo largo de los siglos XV y XVI fue alrededor de la ciudad de Moscú, alejada de masas acuáticas.

Novgorod pintada por Alexey Petrovich Bogolyubov en el siglo XIX. Fuente: allart.biz
Novgorod pintada por Alexey Petrovich Bogolyubov en el siglo XIX. Fuente: allart.biz

Con la toma de Novgorod – anda por aquí – en 1478 se acabó con el monopolio comercial que se ejercía desde esta ciudad que había bloqueado el potencial de Moscú, con lo que esta comenzó a establecerse en el Báltico. Aún así, la inexistencia de una flota dejaba en manos de los comerciantes occidentales – Inglaterra, Países Bajos, ciudades hanseáticas, etc. – cualquier potencial comercio ruso a través del mar. Sería Ivan IV, más conocido como “El Terrible” – si os interesa su reinado aquí tenéis un vídeo en inglés – el que mandara una armada a través del Volga para tomar las regiones de Kazán, en 1552, y Astracán, en 1556; consiguiendo de esta forma acceso al Mar Caspio. En el frente Báltico, la toma de Narva permitió establecer una ruta hacia Moscú, pero la piratería haría que esta ruta fuese aún poco rentable. Para acabar con ella, Iván IV contrató al capitán danés Carsten Rhode, a quien financió y otorgó patente de corso. Debido al incremento de la actividad rusa que esto conllevó, los daneses se volvieron a interesar por la zona y, en 1581, tropas suecas recapturaron Narva, interrumpiendo de este modo la presencia rusa en el Báltico.

Iván IV en una representación contemporánea conservada en el Museo Nacional de Copenhage. Fuente: Enciclopedia Britannica.
Iván IV en una representación contemporánea conservada en el Museo Nacional de Copenhage. No tiene cara de tipo simpático, precisamente. Fuente: Enciclopedia Britannica.

Ya a principios del siglo XVII, con la azarosa llegada de la dinastía Romanov al trono, Rusia se vio obligada a poner fin a la Guerra de Ingria mediante el tratado de Stolbova; que, entre otras cuestiones, incluía la cesión del monopolio comercial báltico a las naves suecas. Las condiciones exigidas en un primer momento por los suecos eran aún más restrictivas, pero Inglaterra y Dinamarca se aprestaron a presionar en las negociaciones para que Suecia no se convirtiese en el eje hegemónico del comercio regional. De esta forma, los mares del norte eran dominados por Suecia, pero con abundante presencia comercial inglesa y danesa.

Serían los cosacos de las cuencas del Dniéper y el Don los encargados de mantener algún potencial naval ruso, ya que desde 1575 a 1632 realizaron siete expediciones en el Mar Negro y en el Mar de Azov para frenar la expansión otomana y luchar contra los tártaros de Crimea. Las naves empleadas en la navegación cosaca eran denominadas chaikas – que signficia “gaviota” –, muy similares a las lodyas empleadas en el antiguo Rus de Kiev, ya que sólo se diferenciaban en la parte superior del casco, donde las chaikas portaban un refuerzo. Se trataba de naves de tradición constructiva nórdica, construidas en tingladillo, que podían llegar a alojar a unos setenta cosacos cada una. Aquí tenéis un vídeo de una chaika construida en Ucrania a mediados de los 2000.

Esquemas de una chaika en los que se aprecia su construcción en tingladillo amen de otros detalles. Fuente: Slavorum.
Esquemas de una chaika en los que se aprecia su construcción en tingladillo amen de otros detalles. Fuente: Slavorum.

Tras un tiempo, en 1636, el impulso otorgado por Mikhail Romanov a las políticas navales daba sus frutos en la primera embarcación de guerra según los estándares europeos construida en Rusia, llamada “Frederick”. Fue construida por carpinteros daneses, ya que los rusos todavía no tenían la destreza suficiente, con tan mala suerte de que además de tener el honor de ser  la primera nave de tres mástiles construida en Rusia, también lo tuvo de ser la primera nave de tres mástiles hundida en Rusia. Se hundió durante su viaje inaugural en el Mar Caspio.

Embarcación de tres palos socorrida por la Virgen y San Nicolás. El Frederick no tuvo la misma suerte que el barco de este grabado de Juan Antonio Conchillos. Fuente: Biblioteca Digital Hispánica.
Embarcación de tres palos socorrida por la Virgen y San Nicolás. El Frederick no tuvo la misma suerte que el barco de este grabado de Juan Antonio Conchillos. Fuente: Biblioteca Digital Hispánica.

Veinte años después, en 1656, tropas rusas tomaban la fortaleza sueca de Kokengausen en la enésima contienda que sostenían los dos países. Fue renombrada como Tsarevich-Dmitriev, levantándose bajo dirección de Afanasy Ordin-Nashchyokin un astillero en ella, con objeto de construir barcos para el mar Báltico. En 1661 un nuevo tratado de paz con Suecia, el de Cardis, obligó a Rusia a ceder todos los territorios conquistados  y quemar los barcos construidos, pero Ordin-Nashchyokin no se dio por vencido y, con constructores holandeses, estableció un nuevo astillero en Dedinovo, en la confluencia entre el Volga y el Oka. Sí, un astillero fluvial.

Con las miras puestas en el mar Caspio, se botaron cuatro bajeles en 1669, siendo el mayor de 22 cañones y nombrado Oryol. No se le daban bien a los rusos estos primeros buques insignia, ya que, desgraciadamente, corrió una suerte similar a la del Frederick: quedó varado tras un ataque por parte de unos cosacos sublevados.

Una embarcación típica del Mar del Norte en el siglo XVI. Grabado de  F.Hus y P.Brueghel. Fuente: Biblioteca Digital Hispánica.
Una embarcación típica del Mar del Norte en el siglo XVI. Grabado de F.Hus y P.Brueghel. Fuente: Biblioteca Digital Hispánica.

Menos oposición habían encontrado las embarcaciones rusas en el Mar Blanco, puesto que pudieron explorar los ríos de la región y fundar asentamientos. Desde ellos partió Dezhnev, quien en 1648 navegó por el Ártico hasta el Pacífico. En estos mares del norte el enemigo no lo constituían embarcaciones sino el clima, por lo que la expansión fue lenta pero efectiva… Pero no adelantemos acontecimientos, que esta entrada es  sólo una introducción para lo que vendrá en las próximas semanas. ¡Síguenos para no perderte nada!

Por Alberto Hoces-García.

Bibliografía utilizada

ANDERSON, M.S. Pedro El Grande. Barcelona: Juventud, 1985. ISBN 84-261-2132-0

DICKIE, Iain, et al. Técnicas bélicas de la guerra naval. 1190 a.C. ~ Presente. Equipamiento, técnicas de combate, comandantes y barcos. Alcobendas, Madrid: LIBSA, 2012. ISBN: 978-84-662-2005-7.

GORSHKOV, S. Las fuerzas navales. Su historia y su presente. Moscú: Progreso, 1976. Traducido al español por Editorial Progreso en 1990.

MASSIE, R. K. Catalina la Grande : retrato de una mujer. Barcelona: Crítica, 2012. ISBN: 978-84-9763-700-8.

MUÑOZ ALONSO, A. La Rusia de los zares. Pozuelo de Alarcón, Madrid: Espasa Calpe, 2007. ISBN: 978-84-670-2563-7.

PAINE, L. The sea civilization. A maritime history of the world. Primera edición. Nueva York: Alfred A. Knopf, 2013. ISBN: 978-1-4000-4409-2.

The history of Rusian Navy [recurso en línea]. Alexander Print [Consultado el 17 de enero de 2015]. Disponible en Internet: < http://www.neva.ru/EXPO96/book/book-cont.html >


 

Serie “Marina de Guerra Rusa” | “Marina de Guerra Rusa I“.

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.