Black Sails XXI (3×03)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Volvemos con el tercer capítulo de la tercera temporada de Black Sails que empieza con una escena, en cierto modo, costumbrista. En ella se ve cómo el intercambio de materiales facilita el transporte de riquezas, en este caso, sustituyendo monedas por perlas negras, de gran valor y poco tamaño. Se trata de una escena bastante bien conseguida, ambientada con música que nos mete de lleno en el mundo de la piratería caribeña y reflejando el machismo y racismo de la sociedad de la Edad Moderna.

Aquí se ve el Walrus a la deriva en las Doldrums o Zonas de calmas ecuatoriales.
Aquí se ve el Walrus a la deriva en las Doldrums o Zonas de calmas ecuatoriales.

Mientras tanto, nuestros “queridos” Flint y Silver se encuentran con la nave a la deriva de las olas y sin una brizna de viento que impulse sus velas. Se trata de las aguas calmas que en ocasiones se encontraban en las zonas ecuatoriales y que ponían a prueba incluso a los navegantes más experimentados. Sin viento los viajes se alargan, si los viajes se alargan escasea el alimento, si escasea el alimento las situaciones se vuelven cada vez más complicadas.

A la hora de repartir los escasos recursos presentes a bordo en raciones cada vez más pequeñas. En ocasiones este reparto no habría sido igualitario, no necesariamente por la decisión unilateral por parte de la autoridad, sino también por la aceptación tácita de parte de la tripulación de la necesidad de mantener fuerte a la otra parte. En cualquier caso, esto siempre habría dependido de la organización interna de la nave y las estructuras sociales que en ella se crean. En situaciones de gran peligro los capitanes solían tener la potestad de ejercer su autoridad de manera total, sin depender intendencias o asambleas.

Billy va a hablar con John mientras éste saca agua del pescado
Billy va a hablar con John mientras éste saca agua del pescado.

 En uno de los aspectos en los que este episodio saca a relucir el gran esfuerzo del equipo es la ambientación de una situación de carestía a bordo. En primer lugar, mencionan cómo se han puesto trampas para pescar, aunque sin demasiado buen resultado. El pescado no solo sería fuente de alimento, sino también de agua, tal y como hace el cocinero John Silver. Por otro lado, se plantea la posibilidad del robo de raciones, la pena por traicionar a la tripulación en condiciones tan precarias no cabe duda de que sería muy dura, en este caso, la muerte.
No obstante, quizás el momento álgido llegue con la aparición del cadáver de una ballena flotando a la deriva, dando esperanzas a la tripulación de Flint, ya que podría ser una gran fuente de agua y carne. Si se trata de un cuerpo demasiado descompuesto como para consumirlo el mero hecho de destazarlo y procesarlo sería un gasto de energía inútil, pero claro, estando en el mar un cadáver flotante llama bastante la atención  de otros animales. Este es el caso de los tiburones, cuya aparición da pie a una escena muy bien trabajada, históricamente hablando. La pesca de grandes animales marinos se hacía desde los botes (ya lo dijimos al hablar del Assassin’s Creed). Lo primero sería arponear a la presa y agotarla atando la cuerda del arpón a la embarcación. Una vez mermada la resistencia del animal se le acercaría o subiría a bordo para darle muerte, ya fuera con más arpones o con cuchillos y hachas. En esta caso, además de la tensión dramática, pues la vida de nuestros protagonistas está en juego, encontramos una magnífica ambientación, lo cual siempre se agradece.

Flint arponeando desde el bote
Flint arponeando desde el bote.

 Mientras tanto, en Nassau la situación también se vuelve cada vez más tensa. Llegan las noticias de la aproximación de la flota británica lo que hace que comience a planificarse la defensa del puerto. Por parte de los piratas liderados por Jack Rackham y Charles Vane se plantea una estrategia de intimidación, aunque sin red bajo la cuerda floja, de modo que se expone completamente todo su potencia, sin dejar nada en la recamara, para que el enemigo se echase atrás en su empresa. Al fin y al cabo hay que tener en cuenta que en las guerras no siempre es positivo ganarlas a cualquier precio y “por las malas”. Muchas veces el cumplimiento de unos plazos puede ser determinante, así como el mantenimiento de una parte sustancial de los recursos -no son ilimitados, ni los materiales ni los humanos-. Esto se presenta bastante bien en la serie, pues a diferencia de otras películas lo fundamental no es ganar una batalla definitiva a toda costa, sin importar el precio; aquí se plantea una conquista, que requiere de consolidación y por ello las bajas no deben ser muy altas.

Charles Vane preparando junto a sus hombres la defensa del puerto de Nassau.
Charles Vane preparando junto a sus hombres la defensa del puerto de Nassau.

Esta parte de la trama resulta muy interesante a nivel mítico-literario, pues a falta de Flint bueno es Teach. La similitud de estos personajes ya ha sido explicada en entradas anteriores, de modo que están capacitados para desempeñar roles muy similares. En este contexto de invasión inminente el encargado de comandar la flota habría sido el gran estratega que capitanea el Walrus, pero claro, está perdido en alta mar, ¿quién mejor para sustituirlo que su paralelo a cargo del Queen Anne’s Revenge? Eso sí, no pensemos que Barbanegra lo hace de manera totalmente altruista, tiene unos objetivos, que no revelamos para que veáis la serie.

El mítico Barbanegra, luchará por defender Nassau, último gran bastión de la piratería.
El mítico Barbanegra, luchará por defender Nassau, último gran bastión de la piratería.

Por otro lado, y para terminar con este capítulo, no queríamos dejar de comentar la aparición de indultos colectivos -que no universales, como ya veréis-  con el fin de disuadir de la población del Caribe del mantenimiento de las actividades piráticas. También, como en el caso de las Patentes de Corso, se podrían seguir realizando dichas prácticas, pero con objetivos favorables a la Corona que las expida. En los siguientes episodios seguiremos viendo cómo evolucionan todas estas dinámicas, cómo se desarrolla la trama y cómo la piratería lucha por sobrevivir en sus refugios del mar Caribe.

Por Carlos Moral García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *